Saltar al contenido
Como hacer slime

La historia de la esposa de Dickens, quien cerró la puerta y abandonó su casa para siempre, dejando a 10 hijos

La vida familiar de Catherine Dickens comenzó con una toxicosis, que duró 15 años con algunas interrupciones. Ella podría haber sido actriz, escritora, cocinera, pero se convirtió en la triste esposa de un genio y madre de 10 hijos. El gran escritor inglés Charles Dickens soñaba con tener una gran familia y una esposa que llevara toda la casa, pero después de 20 años de vida en común, vio en su media naranja a una mujer con la que ya no quería hacer nada más.

(Un poco mas abajo tienes el resto del articulo, puedes mirar las imágenes y los textos que te ofrecemos pulsando en los botones atrás y adelante. ¡Esperamos que disfrutes de el!)




Eran felices como todos los recién casados

Catherine Hogarth era una mujer joven, ingeniosa y bonita de 20 años, cuando conoció en 1835 a Charles Dickens, entonces un periodista desconocido. Ella creció en una próspera familia inteligente; su padre era un redactor, musicólogo, crítico musical y propietario de una editorial de música. Charles soñaba con tener una familia unida y amorosa, una esposa ama de casa y una madre solícita de sus hijos.

Un año después, se casaron y fueron felices, lo felices que son todos los recién casados. Eran libres, jóvenes, alegres, sin preocupaciones domésticas y económicas, acudiendo a los teatros y recepciones.

“Mi media naranja”, “pequeña esposa”, “Sra. D.”. Así solía llamar Charles a su amada Catherine.

“Nunca volveré a ser tan feliz como en aquel departamento del tercer piso, incluso si nado en la fama y la fortuna”, recordaba Dickens.

1 / 6