Saltar al contenido
Como hacer slime

Cómo hacer slime con cola blanca

Por último, te vamos a presentar un slime que no necesita de bórax, pero sí empleamos cola blanca. Una gran ventaja si no cuentas con bórax; y sí con cola (un ingrediente que podemos encontrar con bastante facilidad); o bien, si no deseas que el slime con el que jugarán tus hijos lo lleve como parte de la receta. Toma nota de la siguiente receta de como hacer Slime con cola blanca; la cual, no te llevará más de algunos minutos:

Como hacer Slime con cola blanca

 

Ingredientes para hacer Slime con cola blanca

  • Jabón de lavar la ropa
  • Cola blanca
  • Colorante comestible (opcional)
  • Palillo de paleta o cuchara desechable
  • Una caja plástica
  • Papel o plástico para empapelar el suelo
  • Bicarbonato de sodio

Modo de preparación para hacer Slime con cola blanca

  1. Coloca un poco de cola blanca en la caja plástica. Si vas a usar el colorante coloca unas gotas del color deseado y mezcla con el palillo de paleta. Advertencia: la mezcla con el colorante mancha temporalmente las manos y la ropa. Por lo que debes de tener en cuenta esto para preparar lo mejor posible el área en donde se llevará a cabo la preparación.
  2. Continúa colocando unas gotas de jabón líquido para lavar ropa (si se utiliza en polvo disuelto, mézclalo en un poquito de agua y agrega poco a poco – si tienes agua boricada, utilízala para disolver el jabón). A medida que vas poniendo, necesitas mover la mezcla. Con el paso del tiempo, la mezcla comenzará a espesarse. Debes de tomar esto en cuenta; ya que, cuanto más jabón coloques, más espesa va a quedar.
  3. El punto ideal es aquel en el que ya se parece a los slimes que venden en las tiendas de juguetes; si nunca has visto uno, su consistencia es viscosa, pero sin que se quede pegado en las manos (o bien, en el recipiente en que lo hemos preparado; aunque sí sobrará un poco de agua). Si no llegas a este punto, quedará demasiado líquido. Si tus hijos van a jugar con el slime, te recomendamos forrar la superficie en la que lo usarán con periódico o cualquier otro elemento que proteja de las manchas (sobre todo si el slime es más líquido; ya que ensuciará más).
  4. Listo, ahora ya sabes cómo hacer slime con cola blanca. Como puedes darte cuenta, es una de las recetas de slime más sencillas y rápidas. En unos cuantos minutos puedes tener listo este divertido juguete para niños. Recuerda que tambien te enseñamos como hacer Slime sin cola

A continuación, te explicamos un poco sobre la función de la cola blanca en esta receta de slime casero:

La cola blanca está formada por un polímero llamado PVA que fluye libremente en el agua. Cuando añadimos el jabón o el bórax, cambiamos el tipo de enlace entre las cadenas de polímeros y cambiamos sus propiedades físicas; de esta forma, en vez de mantenerse líquido y fluir de esta manera, comienza a comportarse como una especie de sólido. En este caso, lograremos que obtenga una forma mucho más elástica. Esto es sumamente interesante, pero lo importante aquí es aprender cómo hacer slime con cola blanca; por lo que dejaremos las explicaciones complejas y reacciones químicas para otra ocasión. Si quieres saber más, siempre puedes buscar información adicional sobre los fluidos no newtonianos y sobre los polímeros; así como la función de los diversos ingredientes que te hemos presentado en nuestras recetas de slime.

Guarda el slime resultante en un recipiente tapado o una bolsa ziploc (si no conoces este tipo de bolsas, cualquier recipiente con un cierre hermético funcionará a la perfección); como te hemos dicho, es la mejor forma de guardar nuestra creación. Este slime puede durar desde algunas semanas a meses. No obstante, es bastante raro que dure más allá de uno o dos meses; ya que, como puedes imaginarte, comenzará a secarse y a cambiar de apariencia. Si sucede esto, o si comienza a desprender un olor desagradable, no dudes en desecharlo.

Esta receta es una variación de la receta original del slime original, que utiliza bórax. Si lo tienes en casa y deseas emplearlo en la receta; puedes utilizarlo disuelto en el agua en lugar del jabón de lavar ropa. De hecho, la principal ventaja del slime casero que acabamos de presentar es que nos ahorramos la compra del bórax; además, puede ser que no desees usarlo para prevenir aún más con el cuidado de los pequeños.

Con todas las recetas que te hemos mostrado hasta este punto, ya sabes qué es el slime y cómo se hace; con diversos ingredientes (cuentas ya con una larga lista de ingredientes para hacer slime), en diferentes tiempos y, en todas, de maneras sencillas. Ahora sólo tienes que elegir la que más te convenza. Por último, no te olvides de experimentar, creando varias de los slimes que aquí te presentamos; o bien, añadiéndole algún ingrediente nuevo.